viernes, 23 de diciembre de 2011

¿un universo?


"Los agujeros negros puede contener todo un universo en su interior"



En medio de la nebula
contemplamos el infinito
que no es tal,
como el mar
siempre tiene una orilla.

Vivimos rodeados de materia oscura.
Nos comprendemos más
por nuestras fuerzas gravitatorias
que por lo que somos.

Cómo puede haber un todo
y en su interior, un otro igual.
Replicante.

Cómo puede lo invisible
contener lo visible - lo observable.

Materia, energía, espacio y tiempo
y en sus bordes la nada.
Un todo pero finito
con finitas estrellas
finitas galaxias,
planetas;
y en su interior también
un otro igual
pero que contenga
el todo finito.

Y ese todo
en su mayoría no es vacío,
es lo que no vemos.

En el espacio
cuanto más grande se es,
más rápido se muere.

Qué bello
es ser insignificante.

jueves, 22 de diciembre de 2011

Cesare Pavese (doble)




Vendrá la muerte y tendrá tus ojos -
esta muerte que nos acompaña
desde el alba a la noche, insomne,
sorda, como un viejo remordimiento
o un vicio absurdo. Tus ojos
se volverán vana palabra,
un grito callado, un silencio.
Así los ves cada mañana
cuando sobre ti sola te inclinas
en el espejo. Oh esperanza querida,
ese día sabremos también
que eres la vida y la nada.

Para todos tiene la muerte una mirada.
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos.
Será como dejar un vicio,
como mirar en el espejo
reaparecer un rostro muerto,
como escuchar labios cerrados.
Descenderemos al abismo mudos.

22 de marzo de 1950


Último blues, para ser leído algún día

Fue sólo un flirt
ya lo sabías -
alguien fue herido
hace ya mucho.

Todo es lo mismo
el tiempo se ha ido -
un día viniste
moriras otro.

Alguien murió
hace ya mucho -
el que trató
pero no supo.

11 de abril de 1950

Cesare Pavese (1908 - 1950)

jueves, 8 de diciembre de 2011

Como Agujeros Negros


"Su masa es tan fuerte
que ni siquiera la luz puede escapar"



Qué secretos
guarda tu centro
tu corazón
para no dejar
siquiera
que la luz escape.

Qué oscura razón
escondes
para sujetar
y controlarlo
todo.

Por qué pretendes tenerlo todo.
Tragártelo
devorar,
porque no puedes disfrutar,
sólo deglutes
el universo si te fuera posible.

Todo es hasta el límite
hasta poseer lo que no se tiene
para triturarlo,
para abandonarlo
a tu profunda oscuridad.

Y ya sales
de casa nuevamente,
para atraer otra estrella,
muchas estrellas
todos los soles.
Lo que sirve, lo que no, la materia y la antimateria,
todo.

Nada escapa a tí,
nunca te conformas
nada dejas
para otros.

martes, 6 de diciembre de 2011

SuperNova



Qué triste la distancia
que no se acorta
tampoco crece
y sin embargo, siente.

¿Qué sería sin distancia?
¿Cómo se rearmaría la mirada
al doblar esa codo
de un universo único?

El reencuentro.

Estrella que bailas
y danzas en las arenas
y te proyectas en sombras
en filigranas
en migajas de recuerdo
todo emparchado
todo recobrado.

Vuelves reminiscencia
devuelta a un presente
pero de lejos,
mediado
medido
indoloro
no correspondiente
no tocante
no afectante.

Estrella vuelves del ayer
porque ya no sos,
sólo tu luz
atraviesa la galaxia
y proyecta su sombra
su presencia granulada
impalpable.

¿Cómo serías, Estrella mía?
Cara Estrella
¿Qué sería de todo esto
sin la distancia?

sábado, 3 de diciembre de 2011

Carta sin palabras


Ahora
que ya el sol es sólo escombros
de un sistema de palabras,
de ficciones
de luces.
ahora
que ya no es centro
ni siquiera de la galaxia,
menos del universo y es hermano
de otros soles,
los que mueren y renacen.
Ahora
que la amenaza de su extición
ya no importa y su calor
se filtra entre las ruinas,
como un fenix.
Recién ahora,
gira libre sobre sí
como un trompo
que no tiene cordel,
y da vueltas,
de libertad con sus dos lunas
con la sonrisa que guarda
las imperfecciones,
lo que no devela.
La estrella danzante
se expande
incandescente
expulsando radiaciones
de bellezas y boreales,
de su boca dulce de tilo,
de su sonrisa de gioconda
entre las nubes
danzando
girando candente
soñante
siempre viva
medio muerte
entre la ausencia y la distancia
entre la esperanza y el amor
rodeada de selva
arremolinada en este recuerdo
que gime, suspira, y se desvanece
en otro reglón
que se ha quedado
sin palabras.


viernes, 18 de noviembre de 2011

Construcción, Chico Buarque



Amó aquella vez como si fuese última
Besó a su mujer como si fuese última
Y a cada hijo suyo cual si fuese el único
Y atravesó la calle con su paso tímido
Subió a la construcción como si fuese máquina
Alzó en el balcón cuatro paredes sólidas
Ladrillo con ladrillo en un diseño mágico
Sus ojos embotados de cemento y lágrimas
Sentóse a descansar como si fuese sábado
Comió su pan con queso cual si fuese un príncipe
Bebió y sollozó como si fuese un náufrago
Danzó y se rió como si oyese música
Y tropezó en el cielo con su paso alcohólico
Y flotó por el aire cual si fuese un pájaro
Y terminó en el suelo como un bulto fláccido
Y agonizó en el medio del paseo público
Murió a contramano entorpeciendo el tránsito

Amó aquella vez como si fuese el último
Besó a su mujer como si fuese única
Y a cada hijo suyo cual si fuese el pródigo
Y atravesó la calle con su paso alcohólico
Subió a la construcción como si fuese sólida
Alzó en el balcón cuatro paredes mágicas
Ladrillo con ladrillo en un diseño lógico
Sus ojos embotados de cemento y tránsito
Sentóse a descansar como si fuese un príncipe
Comió su pan con queso cual si fuese el máximo
Bebió y sollozó como si fuese máquina
Danzó y se rió como si fuese el próximo
Y tropezó en el cielo cual si oyese música
Y flotó por el aire cual si fuese sábado
Y terminó en el suelo como un bulto tímido
Agonizó en el medio del paseo náufrago
Murió a contramano entorpeciendo el público

Amó aquella vez como si fuese máquina
Besó a su mujer como si fuese lógico
Alzó en el balcón cuatro paredes flácidas
Sentóse a descansar como si fuese un pájaro
Y flotó en el aire cual si fuese un príncipe
Y terminó en el suelo como un bulto alcohólico
Murió a contramano entorpeciendo el sábado.

Por ese pan de comer y el suelo para dormir
Registro para nacer, permiso para reir
Por dejarme respirar y por dejarme existir
Dios le pague

Por esa capa de grasa que tenemos que beber
Por ese humo desgracia que tenemos que toser
Por los andamios de gente para subir y caer
Dios le pague

Por esas vidas que un día nos van a escupir
y por las moscas y besos que nos vendran a cubrir
y por la calma postrera que al fin nos va a redimir
Dios le pague

sábado, 2 de julio de 2011

las palabras

De no tener vuelo el poeta, no habría poesía, no habría palabra. Toda Palabra requiere un alejamiento de la realidad a la que se refiere; toda palabra es también, una liberación de quien la dice. Quien habla aunque sea de las apariencias, no es del todo esclavo; quien habla, aunque sea de la más abigarrada multiplicidad, ya ha alcanzado alguna suerte de unidad, pues que embebido en el puro pasmo, prendido a lo que cambia y fluye, no acertaría a decir nada, aunque este decir sea un cantar.

María Zambrano, de Filosofía y Poesía

jueves, 23 de junio de 2011

Poema XI



Cómo clonarte,
los ojos de agua y cielo

que abrasan y llaman.
Con boca,

la tuya, la besada
y este ardor
que me es caro.

Querido y desado.
Va y viene,

desde la tarde hacia el norte,
con el viento y la imaginación
que me reclama
me arrastra por el paisaje
y me dejo observar por él.

Es cruel la batalla,
perdida, la guerra
antes de concluir siempre.

Todo es ficción y me entrego candoroso
al juego en palabras
me seducen, como tu boca

convoca mirada.
Viene de lejos y retoña
desde lo hondo,
allá en el alma y el corazón.
Y parece un sin fin
de no poder sanar,
sanar la tristeza,
"nostalyia"
de todo lo hermoso,
de los ojos de mar y cielo
y de la boca deseadea y besada
de la distancia
del juego, de la ficción,
de lo que no está pero estuvo.

Ay, cuan caro resulta
este amor
que se evapora,
como el alcohol,
evanescer de un amor
que siempre vuelve,
porque no se ha ido

pero no puede ser.



Por Gonzalo Sueiro

miércoles, 22 de junio de 2011

Poema X


Recuerdo el frío
que abre una grieta,
Miro y te veo allí
pero yo soy otro.
Miró y te veo, hermosa,
en la arena
azabache, toda.
Recuerdo el frío, como un rastro
memoria que también crea
hace suya
transforma
y entonces te veo allí
solitaria ante mis ojos
que nos ven,
sobre la arena.
A través de la grieta,
desnudos
amados,
perdidos.
¿qué recuerda el frío?
jóvenes y solitarios,
desde las grietas
nos vemos y nos amamos.
¿Somos?
¿Y quiénes nos ven?
Ahora el recuerdo
tórnase en fantasma o
bruma,
espacio irreal
que refleja un frío sin piel.
abstracto. una memoria abstracta
recuerda un frío que no es piel
sobre una arena azabache,
especular.
Dos que no son,
¿maniquí?
se amaron.


Por Gonzalo Sueiro

sábado, 19 de febrero de 2011

Ernesto Cardenal




Ernesto Cardenal, poeta nicaragüense.


Al perderte yo a ti tú y yo hemos perdido:
yo porque tú eras lo que yo más amaba
y tú porque yo era el que te amaba más.
Pero de nosotros dos tú pierdes más que yo:
porque yo podré amar a otras como te amaba a ti
pero a ti no te amarán como te amaba yo.

viernes, 18 de febrero de 2011

El poeta no teme a la nada


María Zambrano con Zampuico


"El poeta saca de la humillación del no ser a lo que en él gime, saca de la nada a la nada misma y le da nombre y rostro. El poeta no se afana para que de las cosas que hay, unas sean, y otras no lleguen a este privilegio, sino que trabaja para que todo lo que hay y lo que no hay, llegue a ser. El poeta no teme a la nada."




María Zambrano, de Filosofía y Poesía.

jueves, 17 de febrero de 2011

Vete de mí - Homero Espósito



Tú, que llenas todo de alegría y juventud
y ves fantasmas en la noche de trasluz
y oyes el canto perfumado del azul
vete de mí.

No te detengas a mirar
las ramas viejas del rosal
que se marchitan sin dar flor,
mira el paisaje del amor
que es la razón para soñar y amar.

Yo, que ya he luchado contra toda la maldad,
tengo las manos tan deshechas de apretar

que ni te puedo sujetar,
vete de mí.

Seré en tu vida lo mejor
de la neblina del ayer
cuando me llegues a olvidar
como es mejor el verso aquel
que no podemos recordar.



por Homero Espósito

martes, 15 de febrero de 2011

Poema VIII


La brillante luz
como detrás de la palabra
sólo sol. Ahí.

¿Y qué decir

sin escribir sol, llanura
intemperie?

La palabra, sola

en su extensión
¿sin sentido? Sol,
llanura,
intemperie,
queda enraizada la imagen
insondable
un sol sobre la llanura

desnudo

como una mancha

viajando a la muerte.

Solo en la intemperie
de sí.

lunes, 14 de febrero de 2011

Tankas


I

Como luciérnaga
en noche cerrada
sobre la llanura
de la pampa,
parpadea mi corazón.


II

Cuando parpadea
la luz intermitente
comparte el tiempo
en presente y recuerdo,
frágil estabilidad.



III

Como viento Sur
por la tierra que cruza
trae alivio
sobre el caluroso Norte,
regocijas mi alma.



Por Gonzalo Sueiro
.

domingo, 13 de febrero de 2011

Poema VII




Quién pudiera verte desnuda
Luna
despojada de banderas
y pisadas
lejos de rusos y de yankies.
Quién pudiera verte
luna
con ojos de astrónomo
o poeta
en Nueva york o Paraná
pero desnuda
despojada de halo
y la pomposa retórica
que te cubre
pero en bolas, Luna


viernes, 11 de febrero de 2011

Poema VI

"Como un mar la muerte viene del sur y anda en el sol"
Juan L Ortiz




Por Gonzalo Sueiro